Un nuevo paso para reconocer la voz de los mas pobres