De una vida de exclusión al compromiso

Cuando uno mismo ha conocido o aún vive en la pobreza, asumir el compromiso de luchar contra la pobreza y la exclusión es un camino largo y difícil. Este compromiso se basa en encuentros, en gestos de amistad que devuelven el orgullo y dan sentido a su propia dignidad, que permite seguir adelante, defender sus derechos y los derechos de los suyos. Estas historias y experiencias proporcionan las claves para entender que no existe lucha posible contra la extrema pobreza sin aquellos y aquellas que la padecen.